OTRA REPARACIÓN DE UN RECEPTOR GARMIN (esta vez un Garmin 38)
Por Antonio Rodríguez Franco (9 julio 2000)

Tras los últimos mensajes aparecidos en el grupo (a principios de Julio), en el que Rafa describía la forma de abrir un Garmina a martillazos, me decidí a abrir un Garmin 38 que me ha dado un compañero al que le pasaba lo siguiente:

En un principio, yo no podía explicarme a qué se debía esto. Sin embargo, un día agité el equipo bruscamente como consecuencia de un pequeño cabreo deseperante, y fijaros que me pasó..

¡Eureka!.  Al parecer, el equipo se ha debido de caer o algo parecido, porque había una pieza suelta dentro del receptor. Al agitarlo, éste parecia una maraca, con tanto ruido que formaba. Sin embargo, la pieza en cuestión se debía encajonar del alguna manera en algún sitio, porque de pronto dejaba de sonar otra vez. Una nueva agitación brusca del equipo, y el sonajero echaba a andar otra vez. Mientras funcionaba como maraca seguía funcionando normalmente, pero sin coger un sólo satélite.

Ahora viene lo bueno.

Le echo arrestos al asunto. Cojo mi guía de telefonos (de sólo 470 páginas, no olvidaros que vivo en Córdoba). La abro por la mitad, pongo el Garmin de canto, cierro la guía, y cojo mi pequeño martillo (no tengo machota). La guía con el GPS la pongo en el suelo.

Una vez abierto, me di cuenta de los cables que van desde la tapa inferior (del compartimento inferior de las pilas) hacia la superior.

La tapa superior es la que sostiene la placa impresa con toda la circuitería del equipo y la pantalla. En particular, de la tapa inferior salen 6 cables: 4 desde el conector de alimentacion/transmisión de datos, y otros dos desde la parte final del compartimento de las pilas. Los 6 cables terminan en un conector que es el que se engancha a la placa base. En esta tapa inferior he retirado un pequeño sobre de desecante (antihumedad) que protege el equipo. Los ingenieros de Garmin lo han dejado pegado allí.


NOTAS EN ESTE PUNTO


¿CUAL ERA EL FALLO?

¡La antena!
La antena se había despegado de alguna forma de su sitio. Esa era la pieza que sonaba como un sonajero.

Cuando el equipo se abre, la antena no se ve allí, está por detrás de la circuitería.

Para sacarla, hay que retirar toda la circuitería de la tapa superior. La tapa está sujeta con dos pequeños tornillos de relojería tipo phillips (ver imágen anterior).

Yo lo sabía de antemano. No tenía un destornillador adecuado en esos momentos, y me iba a cargar los tornillos. Así fue. Son muy blandos. Tras haberlos deformado, opté por coger unos alicates de punta plana y fina, y agarrando la cabeza, logré sacar uno de ellos. El otro se deformó demasiado. Me comí la cabeza con una broca de 1 mm, y logré sacar limpiamente la placa, y con ella, la pieza de la antena.
 


La antena despegada de la unidad. Se observa un contacto central. Esta cara es la que estaba unida al sitio que pone "lugar donde tiene que ir la antena" que se ve en la imagen de al lado. Mirad la muesca de una de las esquinas, que identifica su posición en la placa. Los tres puntos pequeños de soldaduras no se para que sirven, porque no sujetan la antena.

Aquí se muestra la cara oculta de placa base después de haber quitado los tornillos. Se ve la pantalla, el sitio donde el teclado se asienta, y el sitio donde debe colocarse la antena. Además, muestro la otra cara de la antena, en su correcta posición. El punto central de la antena que se ve en esta imágen, tiene continuidad con el contacto central que se ve en la imagen de la izquierda.
En el lugar que dice "Lugar donde tiene que ir la antena", hay un hueco, y en él, una pequeña pieza metálica suelta que tiene un pequeño ensanchamiento. Este ensanche evita que se cuele por el agujero, pero como está suelto, le permite bascular para que al mismo tiempo que la antena se ajuste a la superficie, se mantenga en íntimo contacto con ella.

Lo que hize fue preparar un poco de pegamento epoxi de 2 componentes de secado rápido (5 minutos). Di unos puntazos a la base de la antena (no muchos por si tenia que mantener cierto contacto y al menos una cierta capacitancia. Luego coloque la antena en su sitio y eché el resto del pegamento por los lados. Luego sujeté la antena con una sargenta durante un par de horas.

Al final puse la placa base en su sitio, puse el tornillo, una gota de pegamento en el sitio del otro tornillo (pero con un ya se ajusta la placa bien con el primero) y cerré el quiosco. No sin ciertas sorpresas (había arancado sin querer un mini condensador con las manipulaciones), el equipo llegó a arrancar.

Eso si, como le había hecho un reset, y además es un monocanal, pues todavía espero que termine de pillar los satélites y su primera posición después de mucho tiempo.

La carcasa aun no la he terminado de sellar, por si surgen problemas. Pero si lo hago, será a base de añadir algún pegamento suave. Estoy cosniderando la posibilidad de ponerle un par de gomas fuertes para que no se separen las carcasas. No quiero sellarlas con pegamento, porue me imagino que no podré abrirlas ora vez. Gajes (chapuzas) del oficio.

Total, que he pasado un Domingo 9 de julio alucinante, con fuertes y grandes emociones..